¡Vivire! ¿De Promesas o de mi Herencia?

    El tiempo transcurre y la Iglesia, ignora el momento en que nos ha tocado vivir, donde la voz de mando de Nuestro Creador y Salvador. Jesucristo nos dice: Levantate y resplandece, por que ha llegado tu luz y la Gloria del Señor ha amanecido sobre ti. Por que he aquí, tinieblas cubriran la tierra y densa oscuridad los pueblos; pero sobre ti amanecerá el Señor , y sobre ti aparecerá su gloria. Y acudirán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer. Esto significa un llamado para hacer cosas que nunca se han hecho, cosas nuevas que El tiene que hacer y es con nosotros.           

    Pero es hora de que nuestra creencia sea real y cumpla el propósito para lo cual fue creada y deje de ser una religión más, que solo relata historias de hombres y mujeres que lograron materializar su Fe; pero que en nosotros no se muestra, como creencia y como si nuestro Dios no existiera, viviendo y esperando que se haga realidad las promesas, que El juró por si mismo que haría.

    De la misma manera Dios deseando mostrar más plenamente a los herederos de la promesa la inmutilidad de su propósito, interpuso un juramento, a fin de que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, seamos grandemente animados los que hemos huido para refugiarnos, echando mano de la esperanza puesta delante de nosotros...pero la realidad es que cuando El murio y resucitó las promesas se combirtieron en realidad (herencia disponible o a nombre de su beneficiario para gozar del patrimonio del cielo y de la tierra a sus herederos).           

    Esta serie te enfrenta con la realidad de nuestro atraso en la fé o lo malque la utilizamos.

Versículo del día

Contador de visitas

Hoy:
Ayer:
Total:
85
510
5731508