Menos de mi, más de Dios = Unción

 

Nadie puede tener comunicación con una persona y menos conocerle si no tiene convivencia con esa persona o en palabras mas fáciles, pasar tiempo con esa persona. Por eso, la mayoría de los matrimonios fallan porque no se dan tiempo para conocerse y después descubren "ha! si hubiera esperado más tiempo hubiera conocido este mal que hoy me hace daño".   Bueno, con Dios es igual, con la única buena noticia que Él no se divorcia de nosotros, sino que la mayoría de las veces nos recoge cuando no valemos nada delante de los demás o estamos derrotados, enfermos o en peores circunstancias, pero en su inmenso amor siempre nos está esperando.   Pero para que tu vida cambie, tu tienes que decidir hacer lo que nunca has hecho! Querer conocer a Dios, no es una experiencia como muchos dicen no, es una vida donde tienes que empezar a vivir con una persona que parece que no existe y que no podemos ver, es sentir su toque diario y aprender que si Él tiene el primer lugar en todo, tu serás el primer lugar para Él, porque Él anda buscando quién quiera morir a los placeres de la vida para nacer a los placeres con Dios.
Puede que esto te suene raro, pero cuando escuches esta serie se te abrirán tus ojos y oídos y podrás ver y escuchar cosas que antes no podías percibir a través de tus sentidos.
   

Versículo del día

Contador de visitas

Hoy:
Ayer:
Total:
41
71
5751928